Recuperación muscular de la cara

La idea de fundar el Centro Walkernine viene de muchos años atrás. De siempre el ejercicio físico ha sido imprescindible en mi vida, por los beneficios que obtenía no sólo a nivel físico sino también a nivel mental, psíquico, anímico. Pero esto que es tan obvio me llevó a investigar en profundidad, buscando poder transmitir este mensaje. No a los convencidos sino a los ‘no creyentes’. Quería hacer un método que fuera intenso, eficaz y fácil. Seguramente por el hecho de ser licenciada en filosofía mi mente estaba mucho más abierta y despierta a descubrir nuevos horizontes. Hasta 2004 en España había un desconocimiento importante sobre cómo recuperar la musculatura facial a través del ejercicio. Antes de especializarme en gimnasia facial me diplomé en Chicago en una técnica corporal –a finales de los 80– llamada Callanetics. Empecé a trabajar mi cuerpo desde otra perspectiva. Ya no sólo me interesaba enseñar bien los ejercicios a mis alumnos sino que ‘SINTIERAN’ sus músculos. Mi intención es intentar aunar una serie de ejercicios que trabajan desde la cabeza a los pies.